DIOS RESTAURA Y REIVINDICA LA VIDA DEL HOMBRE

Mateo 1: 2-5

Introducción:

La genealogía de nuestro Señor Jesucristo nos muestra que existieron personas que parecería iban a cambiar el rumbo o se perdería la línea mesiánica.

Sin embargo, es increíble que el propósito de Dios no sufriera ninguna variación. Ni el tiempo hizo que los eventos frustraran lo que Dios había determinado. Cuarenta y seis personas en un tiempo de dos mil años, se pudo mantener hasta su cumplimiento.

Esto nos demuestra el control que Dios tiene en la historia humana.

Hombres que fueron héroes de fe, luego de hombres comunes hasta personajes con pasados oscuros; el propósito Divino se mantuvo y tuvo su cumplimiento al tiempo estipulado.

Cuerpo:

v.2 y 6. Héroes de la fe. Empezamos con los personajes que le creyeron a Dios y se cuenta que realizaron proezas en él, debido a sus limitaciones humanas, como el apóstol Pablo escribió: “Porque cuando soy débil, entonces soy fuerte; por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias” (2Cor.12:10) Así, en estos hombres débiles, como: Abraham, Isaac, Jacob, David; reposaba en ellos el poder de Dios. Gente desconocida, que al creerle a Dios, fueron sacados del anonimato. Cuando el hombre le cree a Dios, está listo para cosas grandes.

v.3-4. Personajes comunes. Aunque Dios les dio la dicha de ser parte de los propósitos de Dios, al introducirlos en la genealogía de Cristo, no hubo en ellos ninguna proeza que se les conozca. La mayoría de los creyentes, han tenido la dicha de ser conocidos por Cristo, al ser convertidas sus vidas, llevan una vida sin mucho que dar para la causa Divina, sin ningún compromiso ni responsabilidad ante tan gran privilegio de ser cristiano, es decir, llamados por Jesucristo. Muchos viven como estos personajes que se mencionan aquí: Esrom, Aram y Naasón.

v.5 y 3. Personajes con pasados oscuros. Se habla de Tamar, Rahab y Rut; Solo un ejemplo de la vida de Rahab, quien además que no pertenecía al pueblo de Dios, su vida estaba entregada a la prostitución; el caso de Rut, era moabita, de un pueblo idólatra; sin embargo le creyeron a Dios en un momento oportuno, donde sus vidas fueron transformadas y listas para ser parte de tan alto privilegio de ser contadas dentro de la línea de las generaciones del Señor Jesús.

Esto nos hacer ver, que, no importa hasta donde te has enlodado en la maldad, Dios cuando llama o viene a una persona, la restaura y la reivindica; es decir; que sus vidas, siendo despojadas de todo futuro y dicha, en Dios encontraron una nueva vida, un nuevo amanecer. Como está escrito: “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas” (2Cor.5:17).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s