LA VISION EN CIRUNSTANCIAS ADVERSAS

LA VISION EN CIRUNSTANCIAS ADVERSAS
Introducción:
La situación para el apóstol Pablo iba de mal en peor; una vez metido en la fortaleza para ser librado de la muerte, el tribuno ordena que fuese lapidado para ver la causa del alboroto y acusación. Aunque logra Pablo evitar el castigo, fue consignado para enfrentar el juicio del Sanedrín, quienes no repararían en buscar todos los medios para condenarlo a muerte. Sin embargo, en medio de esa tragedia, estaban los designios de Dios; el Espíritu Santo estaba guiando las cosas de acuerdo al propósito de Dios, de que el mensaje del evangelio fuera llevado a las naciones, y para ello, era necesario que Pablo pasara todas estas cosas que lo llevarían a testificar antes gobernadores y reyes. Esto es Visión, la visión lo da la fe, que según las Escrituras es: “La certeza y la convicción de lo que se espera y de lo que no se ve” (Heb.11:1,6). La visión en las diferentes cosas a desarrollar, tiene sus riesgos y costos.
Cuerpo:
v. 22-24. Desecharon su testimonio. Pablo pudo por fin dar su testimonio ante los judíos, con la esperanza de que se convirtieran, sin embargo, la incredulidad, que viene del endurecimiento del corazón del hombre, hicieron que rechazaran su testimonio y arremetieron contra él para matarlo. Cumpliéndose a si lo dicho por el Señor Jesús: “No recibirán tu testimonio acerca de mí” (v.18). Su testimonio encendió más los ánimos de los judíos de tal manera que pedían su muerte, esto es lo que llamamos: “Odio a la Fe”. A veces pensamos que la gente escucha lo que decimos, pero es todo lo contrario: Oyen pesadamente, no quieren oír y desechan el mensaje de salvación. Muchas veces el cristiano olvida o ignora que fue enviado: “Como ovejas en medio de fieras depredadoras”
v. 24-29. Cuando se usan los medios para beneficio de la obra. Cualquiera juzgaría que el apóstol Pablo apeló a su ciudadanía para salvar su vida; oportunamente sí se libró de ser castigado, pero en su pensamiento estaba la obra de Dios, el propósito de Dios. ¡Cuántos no se equivocan al juzgar de esa forma pensando que el Ministro de Dios busca su propio beneficio! Y como vemos más adelante, este concepto errado es anulado.
v. 30. Testimonio ante el pleno del Sanedrín. Aunque el Sanedrín vio la gran oportunidad para destruir al apóstol, para Pablo era la gran oportunidad de testificar acerca de Cristo. Vemos aquí los resultados de haber apelado a su ciudadanía; ahora tenía ante él a los miembros del Sanedrín. Dijimos que la Visión tiene sus riesgos y sus costos, pero al final tiene sus resultados esperados de acuerdo a la voluntad de Dios. Por eso, queridos hermanos, es importante la humildad, la obediencia y la sujeción, para que se cumpla el propósito de Dios por medio de sus vidas. Pero cuando renunciamos o renegamos de estos tres principios, no permitimos obtener lo que anhelamos, como es alcanzar el éxito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s