SEGUIR A CRISTO SIN VACILAR

SEGUIR A CRISTO SIN VACILAR 

Hechos 13:13-14

Introducción:

Para servir a Dios se necesita entrega y fidelidad. Juan Marcos a pesar que era joven no soportó continuar en la misión evangelizadora y se regresó dejando a los demás. En el segundo viaje misionero, quiso volver a ir y Pablo rehusó llevarlo a causa de su falta de decisión firme.

Alguien dirá que Pablo fue muy duro con él y fue muy cerrado en no querer darle una nueva oportunidad; pero la misión requiere firmeza en las decisiones a causa de lo grande que es y a la vez del peligro que representa. Además de llevar esa tarea en sus hombros, los hermanos no pudieron estar al 100 por ciento pensando si Marcos había regresado con bien a su familia y, ¿Qué respuesta podían dar a la familia por él si le pasaba algo? Pero con todo, lo que representa la misión que Dios les ha dado a los cristianos, si bien es un privilegio grande, así también lleva un grado alto de responsabilidad.

Cuerpo:

v. 13. Disposición y entrega. Marcos se había desanimado en continuar con los demás en la misión. Para él, como para muchos, fue una aventura emocionante y fue más la emoción que el compromiso de emprender el viaje misionero. Revela en él que su disposición y entrega era superficial. Muchos aparentan esas dos cualidades, pero a la hora de la verdad, la realidad es otra. Marcos a pesar de haber tenido experiencias grandes, como lo que sucedió en el caso del procónsul (v.7, 12), no fortaleció su fe y compromiso, sino que optó por regresarse. Nadie dijo que la misión era fácil, siempre irá acompañado de hostilidades en las cuales el cristiano debe estar bien firme en su entrega. Por esto las Escrituras recomiendan que al llamado de privilegios o cargos en la obra, la persona no tiene que ser neófita sino que haya tenido un buen tiempo de congregarse para nutrirse lo suficiente tanto de la fe como de la doctrina (1Tim.3:6)

v. 14. Seguir firme en la misión evangelizadora. Obviamente para los hermanos fue muy doloroso que Marcos se regresara, como para la iglesia ver que otros retroceden en el evangelio, pues se rompe aquella fraternidad que tuvieron por algún tiempo. Pero, como la misma vida nos enseña, hay que continuar, hay que seguir adelante con la Comisión que recibió el cristiano como también la iglesia. Manteniendo firme la disposición y compromiso con Cristo; eso es ser leal al que llamó confiándole tan especial y grande tarea.

Llamado:

Desde el antiguo testamento, todos los hombres y mujeres que fueron llamados por Dios, mostraron esa virtud de la fe en el compromiso: Disposición, firmeza y lealtad (Fidelidad a Dios). Si de una manera asolapada aceptaste y tomaste el compromiso de servir a Dios, debes detenerte un poco a pensar que se necesitan esas tres virtudes para ser eficaces en la obra y no una simple y volátil estadía que al final acaba en desánimo y frustración. La Biblia dice que: “Caerán a tu lado mil, y diez mil a tu diestra, más a ti no llegará”(Salmo 91:7) En el camino muchos querrán arrastrarte a sus bajezas, es decir, a ser como ellos: Ociosos en la obra y a la vez dañinos. Pero tú mantente firme, viendo y obedeciendo al autor de nuestra salvación, como está escrito: “Saca lo precioso de lo vil y delante de mí estarás y serás como mi boca. Conviértanse ellos a ti, y tú no te conviertas a ellos” (Jer.15:19)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s