EL OBJETIVO DE NUESTRO CULTO ES DIOS

1Crónicas 15: 1-3, 11-15,29

Introducción:

En el traslado del Arca de Dios, se nos muestran detalles importantes del culto que rendimos a nuestro Dios. Uno de esos detalles, es:

Que en el culto, si bien el cristiano se goza y hay júbilo en su corazón; debemos entender que no somos el objeto, sino que es Dios, al cual rendimos admiración, adoración y alabanza.

Muchos ministros, a causa de implementar nuevas formas de cultos para atraer a personas, deformando y tergiversando el culto verdadero, han hecho que los asistentes caigan en ese error, pensando que el culto a Dios, al final es para ellos, para sentirse bien.

El apóstol Pablo hace referencia de lo que tiene que haber en la congregación:

 ¿Qué hay, pues, hermanos? Cuando os reunís, cada uno de vosotros tiene salmo, tiene doctrina, tiene lengua, tiene revelación, tiene interpretación. Hágase todo para edificación (1Cor.14:26).

Cuerpo:

v.1. Un lugar adecuado y acondicionado. En la mente del rey David, había preocupación por las condiciones inadecuadas en el lugar donde estaba el Arca de Dios, prácticamente se tenía al olvido. Recordemos que el Arca representaba la presencia de Dios; en ella estaban las dos tablas de la ley que Dios había dado a Moisés.

David pensaba en edificar un grandioso edificio, el cual, su hijo Salomón edificó. Ahora Dios no habita en templos hechos de manos, sino en las vidas de los creyentes (Hech.17:24-31).

Sin embargo, las condiciones del edificio, en donde se congregan los creyentes y en donde Cristo ha prometido su presencia a través del Espíritu Santo, debe de prestar condiciones favorables, evitando las extravagancias.

En segundo lugar, todos los instrumentos, sillas y otros, deben cuidarse pensando que son de uso para el culto a Dios.

Por supuesto, cuando comienza una obra, todos esos elementos no existen, pero de acuerdo al respaldo que goce un ministerio, va poco a poco adquiriendo estos elementos. Es una colaboración espontánea de los congregados, siendo el ejemplo, siempre, en todo tiempo, el ministro.

v.2, 11-13. Organización, para un culto efectivo a Dios. Vemos que David organizó a los que iban a servir en la adoración a Dios: Sacerdotes y levitas, los encargados de llevar el arca, los cantores y más adelante otros servidores, como porteros (16:38).

La congregación cristiana debe cumplir el propósito de lo que hace que se reúnan, que Dios sea exaltado y glorificado en la alabanza y en la adoración. Y esto tiene que ver con el ministro que enseña; y en segundo lugar, con los músicos, que no están para atraer la atención a ellos ni mucho menos los premien con dádivas o diplomas; sino que cumplan el objetivo de llevar a la congregación a la máxima adoración a Dios, como lo enseñó Jesús a la mujer samaritana: “Verdaderos adoradores, en espíritu y en verdad, porque tales adoradores busca el Padre que le adoren” (Jn.4:23).

v.29. Todo a la vista de Dios y no a la de los hombres. Una alabanza y adoración cumplirá su misión, si los creyentes lo hacen para atraer la atención de Dios y no la atención de los hombres. Cuando el Señor Jesucristo habló de la oración, hizo ese llamado, de evitar que los hombres le alaben a ellos; muchos han caído en ese error.

David se entregó profundamente a la exaltación de Dios, que se olvidó de sí mismo hasta, que, su mujer lo reprendió por haber expuesto su imagen a la humillación de los demás. Pero la respuesta de David, nos hace un llamado y exhortación que, la persona que debe ser exaltada es Dios y no nosotros:

“Fue delante de Jehová…por tanto, danzaré delante de Jehová. Y aun me haré más vil que esta vez, y seré bajo a tus ojos” (2Sam.6:20-22).

Muchos han introducido la danza en las congregaciones, olvidando que al quedar desolada la casa de Dios, el templo, la danza quedó como parte cultural del pueblo de Israel. Escudriñemos bien las Escrituras del Nuevo Testamento y verán que a los creyentes y en las congregaciones de ellos, la danza no era parte del culto a Dios. Sino que se pide: “decentemente y en orden” (1Cor.14:40).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s