LA COMPLACENCIA DE DIOS DE SUS SIERVOS

1Crónicas 17: 1-6, 17

Introducción:

En este capítulo 17, da respuesta a una de las grandes inquietudes que hay dentro del pueblo de Dios: ¿A quiénes respalda Dios y a quiénes les cumple sus promesas?

Todos deseamos recibir ese respaldo Divino, como a la vez, que las promesas se cumplan en nuestras vidas.

La respuesta es sencilla, nos hace ver que no está fuera del alcance de nosotros, como está escrito: “No digas en tu corazón: ¿Quién subirá a lo cielo? O ¿Quién descenderá al abismo? Más ¿qué dice? Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón” (Rom.10:6-11).

La fe hace que nos acerquemos a Dios, que vivamos para él, que le obedezcamos y le sirvamos.

Cuerpo:

v.1-2. Una vida sumergida en los propósitos de Dios. Eso es lo que nos muestra el rey David, no solo obediencia, sino que en su corazón siempre mantuvo los propósitos de Dios. Al considerar hasta donde lo había llevado y bendecido el Señor, tuvo vergüenza de que él no había correspondido así a Dios: “He aquí yo habito en casa de cedro, y el arca del pacto de Jehová debajo de cortinas” (v.1).

La mayoría de los cristianos solo piensan y se preocupan por sí mismo, menos de honrar a Dios, menos de mejorar cada día su relación con él y menos de involucrarse en la obra de Dios.

Están en una posición egoísta al igual que los hijos con sus padres, que no contribuyen para nada en honrarles, sino solo en recibir de ellos. No multiplican los bienes, sino que restan.

v.17. La complacencia de Dios con sus siervos. El rey David fue exaltado por Dios mismo, pues dice: “Me ha mirado como un hombre excelente”. La Biblia dice: “Porque yo honraré a los que me honran” (1Sam.2:30). ¡Cuántos han soñado que Dios los exalte como fueron estos siervos de Dios, cuando él daba testimonio de ellos.

Otro detalle, fue la promesa de estar con su generación como él lo estuvo con David (v.11-15). Pero la honra más grande que recibió de Dios, fue que de su generación vendría el Mesías; la línea mesiánica pasaría a través de su descendencia hasta manifestarse el Mesías, nuestro Señor Jesucristo; con mucha razón David dijo: “Y aun esto, oh Dios, te ha parecido poco, pues que has hablado de la casa de tu siervo para tiempo más lejano”.

Conclusión:

Existe multitudes de cristianos en estos tiempos que se han frustrados de este camino y otros se han echado para atrás ¿Por qué?

Porque sus vidas la han llevado en una dirección equivocada, tergiversando los principios de Dios, buscando excusas para no obedecer y para no servirle, pero se olvidan que ha Dios no se le puede mentir, pues él conoce lo que hay en el corazón del hombre y dice las escrituras que: “Dios no puede ser burlado (engañado)”.

El cristiano debe definirse por estrechar cada día su relación con Dios y disponerse en los propósitos de él.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s