LA IMPORTANCIA DE ADMITIR QUE HEMOS ACTUADO MAL

(No habrá perdón sino hay un genuino arrepentimiento)

1Crónicas 21: 1-8

Introducción:

El error del rey David de realizar un censo, estuvo en los motivos que lo impulsaron. Hubo otro censo, en donde fue hecho por orden de Dios a Moisés, que fue para alistar al pueblo liberado de la esclavitud, para que viniese a ser una gran nación (Núm. 1 y 2).

Entonces, el pecado en sí de hacer el censo de parte de David, debemos saber lo motivos que tuvo en realizarlo. Aunque en él fue claro, pues, en la mayoría de los casos, muchos hacen bienes, pero los motivos que los impulsan a hacerlo son egoístas; entonces eso se vuelve una acción hipócrita. Uno de los ejemplos es el caso de Ananías y Safira, el haberse mostrados como buenos samaritanos al vender una propiedad, y, sustrayendo una parte de la venta, declararon que entregaban el total de la venta. Y el otro motivo fue atraer la atención de los demás hacia ellos y no darle la gloria a Dios (Hech.5:1-11).

Y a igual que al rey David (21:1), es claro que Satanás los incitó a hacer lo que habían concebido en sus corazones (Hech.5:3).

Es decir, le abrieron las puertas de su corazón a Satanás al darle rienda los deseos de su corazón, a las concupiscencias de la carne.

Cuerpo:

v.1. El asecho constante de Satanás. El apóstol Pablo nos alerta y a la vez nos exhorta sobre esta verdad, al decirnos: “Satanás anda como león rugiente buscando a quien devorar”. David le dio oportunidad a Satanás de incitarlo a hacer el censo; él se había descuidado de sus responsabilidades, dice la Escritura que: “En los tiempos que salen los reyes a la guerra, él se quedó en su casa. Y cometió pecados tras pecados: -Adulteró, asesinó, mintió y realizó el censo. Cuando la Biblia dice que Satanás lo incitó, es que: Lo estimuló a llevar a la realidad lo que había concebido en su corazón. Es decir, que David ya lo tenía en el corazón el hacerlo y lo que hizo el diablo fue motivarlo, empujarlo a hacerlo.

v.2-3. La autoconfianza nos aleja de Dios. Ante tal descuido de sus responsabilidades, David realizó el censo para apoyarse en el ejército y ya no en Dios; pues el ejército llegó a ser poderoso e invencible a tal grado que el rey se olvidó que es de Dios la batalla, que ya sea con pocos o con muchos él da la victoria.

Con esta verdad, el rey no necesitaba saber si podía o no confiar en el ejército, como en el pasado, confiar en Dios.

¡Qué peligroso caer en la autoconfianza! Ese ha sido el error de los hombres, pues les hace creer que ya no es tan necesario la ayuda de Dios. Esto pasa en todas las áreas de la vida, por ejemplo, en el dinero, en donde clamamos a Dios por resolver nuestra situación económica, y Dios nos prospera, y esa prosperidad, en vez de fortalecer nuestra confianza en Dios, terminamos cayendo en la confianza e idolatría del dinero.

v.4-6. Una cosa nos lleva a la otra. David no escuchó la persuasión de su general: ¿Para que procura mi señor esto, que será para pecado a Israel? (v.3). Sino que, se impuso soberbiamente: “Más la orden del rey pudo más que Joab” (v.4).

Salió a luz lo que David tenía en su corazón, y esto le acarreó pecado y consecuencias terribles. Vemos pues, que tras concebir en su corazón el mal, llegó el momento que lo exteriorizó y salió a luz, pecando de tal manera que vino una mortandad donde murieron 70 mil hombres.

Cuando concebimos el mal en el corazón, no solo acarreamos sufrimiento en uno mismo, sino a otros también; el que cae en un vicio, se perjudica a sí mismo y a su familia.

v.8. David se responsabiliza del pecado. Si en algo mostró el rey ante Dios, fue el hacerse responsable de su pecado y mostrar un arrepentimiento genuino, la Biblia dice: “El que confiesa su pecado y se aparta, alcanzará la misericordia de Dios; pero el que lo encubre no prosperará” (Prov.28:13).

Es una insensatez el tratar de negar que se haya pecado, pues no logrará estabilizarse, sino que irá de mal en peor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s